El Porvenir que Queremos

El porvenir que queremos es aquel que reconoce y cuida su territorio, y favorece el desarrollo integral de sus habitantes, quienes se sienten dichosos de vivir en comunidad, y seguir escribiendo su historia, haciéndose responsable de conservar uno de los lugares más prístinos del mundo con una riqueza natural y humana que debe prevalecer en el tiempo.

706

Trasciende Tierra del Fuego, desde el rescate de su cultura ancestral hasta el cuidado del territorio, nos hace promover el resguardo de nuestro medio ambiente, historia y patrimonio;por consiguiente,debemos reconocer esfuerzos individuales y colectivos que permiten desarrollar el cuidado y conservación de la isla fueguina, y que sin lugar a duda, es relevante seguir impulsando, considerando  las garantías y potencialidades de contar con un  territorio protegido, que estimula un abanico de posibilidades como lo es el turismo, la ciencia y la formulación de conocimiento que impulsa la WCS.

Durante esta semana el Congreso Nacional aprobó la eliminación de las bolsas plásticas, por lo que este proceso viene a reafirmar el trabajo que muchas organizaciones de la sociedad civil, tanto en Magallanes como a nivel nacional, han impulsado con gran ahínco.Debemos avanzar a que los envoltorios de los alimentos o productos sean biodegradables, y ser coresponsables en la eliminación de la basura o escombros en los lugares adecuados y fomentar el reciclaje. Esto se vuelve imperioso para recuperar la gran bahía de Porvenir,y las costas fueguinas para volver a mirar el mar, sus riquezas paisajistas, así como el reconocimiento y cuidado de la avifauna existente.

Todo proceso de conservación con lleva un cambio cultural; ese esfuerzo se acentúa con el trabajo sistemático y mancomunado de diversos actores, donde nos hacemos todos responsables del entorno, misión que han asumido los establecimientos educacionales fueguinos, como, por ejemplo, impulsando iniciativas para desarrollar el aprendizaje de la Regla de las 3 R (Reducir, Reciclar y Reutilizar), como también estudios exploratorios, entre otros.

De esta forma nuestro patrimonio natural seguirá en buena senda, así como lo ha sido el trabajo de conservación público- privado que se desarrolló para la recuperación de la Iglesia San Francisco de Sales, realizado por la Dirección de Arquitectura de Magallanes; y la conservación del Cinema Porvenir de la familia Radonich-Morrinson, a través dela Fundación ProCultura, con el gran aporte del Consejo de la Cultura,la Municipalidad de Porvenir y de ENAP Magallanes, espacios de intercambio y rescate que fomentan el arte y la historia, dado que forma parte de una gestión cultural que mira al futuro reconociendo su pasado.Este proceso virtuoso nos deberá permitir contar con infraestructura pública o privada que promuevan el deporte, la vida sana y la protección de la persona desde su infancia hasta las adultez, como aquellos que se encuentran dependientes y requieren de asistencia y cuidados de equipos profesionales y espacios multipropósitos ideados para ellos, como lo debe ser la habilitación del antiguo Hospital fueguino, y todas las obras en materia de educación que se encuentran en diferentes fases de gestión y que adquiere sustento y se reafirman con la disposición establecida en la reciente publicación de la Ley que establece a la Educación Superior como un derecho social.

El porvenir que queremos es aquel que reconoce y cuida su territorio, y favorece el desarrollo integral de sus habitantes, quienes se sienten dichosos de vivir en comunidad, y seguir escribiendo su historia, haciéndose responsable de conservar uno de los lugares más prístinos del mundo con una riqueza natural y humana que debe prevalecer en el tiempo.

Por: Rodolfo Cárdenas Alvarado

Trabajador Radial

FuentePor: Rodolfo Cárdenas Alvarado
Compartir