El Daño del Castor en la Isla de Tierra del Fuego

Se fortalece la Investigación, Control y Educación

1514

Luego de diversas experiencias para abordar la problematica que a significado el castor en la Isla Grande de Tierra del Fuego, tanto en Argentina y Chile,  en la actualidad se va consolidando una iniciativa binacional que busca desarrollar instrumentos para el manejo, prevención y control de ésta especie exótica invasora en la Patagonia.

Esta iniciativa es un trabajo intersectorial que en Chile se inició en septiembre del año 2017, en el que participa el Ministerio del Medio Ambiente, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la ONG Wildlife Conservation Society (WCS-Chile).

20 fueron los castores traídos desde Canadá en 1946 al territorio argentino,  a falta de animales depredadores, se multiplicaron, se estima que existen más de 100.000, siendo  calificados como «especie exótica invasora». El avance no parece tener freno y desde el 2017, por primera vez, las autoridades chilenas y argentinas trabajan de forma coordinada para erradicar la especie gracias al aporte de la FAO y de los gobiernos de ambos paises.

Un recorrido por ambos territorio basta para ver de cerca la desolación que causan en los bosques de Tierra del Fuego, un paraíso de la patagonia, para entender el desastre que causo la introducción del castor en estas tierras, al cumplirse un año del inicio del proyecto en Chile, se encuentran todos los procesos técnicos en plena ejecución, los que permitirán abordar dos zonas en la Isla fueguina, el sector de Laguna Parrillar en Magallanes, y un sector de Ultima Esperanza, además de un proceso educativo y comunitario.

En Argentina, el proyecto presenta un avance mayor a dos años, lo que ha implicado observar que desde donde ha sido erradicado el castor los bosques comienzan a recuperarse, despejando 6 de las 7 zonas elegidas.

Fuenteverano 2018
Compartir