Opinión: ¿Por qué nos están aislando? el centralismo nuevamente en juego

574

¿Por qué nos están aislando? el centralismo nuevamente en juego

Con gran entusiamos hemos celebrado en estos últimos años los avances de nuestra conectividad en Tierra del Fuego, luego de años de rezago y la falta de visión que otorga el centralismo que está acostumbrado a asfixiar a las localidades aisladas.
Sin embargo, lamentablemente éstos últimos meses nos están acostumbrando nuevamente al olvido y con mayor fuerza al yugo centralista que no nos permite crecer de forma armónica. Se crece invirtiendo y dando a conocer nuestras potencialidades como isla,  la más grande del continente americano, de una belleza y riqueza inigualable, que está en el inconciente del mundo y que sueñan por conocer.
En las últimas horas hemos escuchado la queja por la indolencia del Estado con los requerimientos y necesidades de transporte marítimo, y podemos ratificar la importancia que adquiere la conectividad con nuestro desarrollo,  y lamento, la sordera antojadiza en la que se ha caído últimamente.
Cuantas generaciones de fueguinos hemos luchado por que exista promoción turística del territorio, mayor inversión pública y privada, con caminos de calidad que nos conecten con el continente y con  nuestros hermanos argentinos, así como  también contar con servicios e instalaciones para los fueguinos y turistas, pero nos están aislando, pareciera que nos quieren asfixiar nuevamente y que volvamos a ser el patio trasero de la región.
Éste año han sido meses de retraso, y la postergación de una serie de proyectos de inversión para Tierra del Fuego, y la comunidad ve con asombro la pérdida de tiempo, en querer realizar más estudios y re-diseños,  para poder avanzar en las iniciativas que ya contaban con todas las aprobaciones técnicas, y que son prioridad para que nuestras isla alcance el bienestar y desarrollo que se merece, y que necesitan los fueguinos que hacemos patria, aquí en el confín austral.
Pensemos en la Tierra del Fuego que todos queremos y trabajemos en alcanzar los sueños de un porvenir mejor.
Rodolfo Cárdenas Alvarado
Fueguino
Trabajador Social
Compartir