Joven comerciante pide rectificar su nombre en el delito que le imputa Asogama

1022

Un enérgico desmentido a la inclusión de su nombre como parte de un presunto delito de abigeato en Tierra del Fuego, formuló ayer el comerciante de Porvenir, Juan Emilio Garcés González, a quien la Asociación de Ganaderos de Magallanes (Asogama) imputó como la persona que habría sido detenida en un control policial de Cerro Sombrero, transportando restos ovinos en el automóvil que conducía. La alusión directa al joven empresario, de 28 años de edad, la estampó Asogama en una carta reclamo contra una decisión de libertad otorgado por la fiscal de Porvenir, Wendoline Acuña, dirigida al fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos Lucero, con fecha 25 de junio y entregada a los medios de comunicación anteayer, adquiriendo así el carácter de “carta pública”.
“Yo no tengo nada que ver con el delito que aparece en La Prensa Austral y en otros diarios, sobre un detenido que iba manejando y llevaba un cordero. Yo soy comerciante, vivo en Porvenir, donde tengo una tienda de venta de ropa que atiendo con mi señora. No estoy en ninguna estancia ni tengo animales, ni nada de eso. El único vínculo que tengo con la ganadería es que en la temporada de esquila, yo voy a esquilar. Pero ahora con esto, que me han desprestigiado públicamente, ni trabajo me van a querer dar”, clarificó Garcés.
Al señalársele que en realidad aparece mencionado con sus dos nombres y dos apellidos en la carta pública de Asogama, afirmó que llamó por teléfono a la entidad ganadera, donde fue atendido por el vicepresidente, Cristian Concha, en ausencia de la presidenta, Grani Martic, ambos firmantes de la misiva. Sin embargo, tras una atención que Garcés estimó como muy displicente, Concha le negó que en dicha carta hayan puesto su nombre, haciendo responsables del tema a los diarios que publicaron la comunicación a su firma.
“Yo no tengo relación ninguna con ese caso, así que no tienen ningún derecho a mancillar mi nombre. Si hubo otro Garcés, es cosa de él. Pero no es justo que me achaquen a mí esa situación. Manchan ni nombre, el de mi señora, de mi hijo, es inaceptable, no puede ser”.

Se equivocaron de persona

Lamentó que en diario de circulación regional  “me trataron pésimo y me dijeron que si quería querellarme, que haga lo que quiera”, cerró afligido el emprendedor comercial. Al parecer, al redactar la carta dirigida a la Fiscalía Regional, los directivos de Asogama se equivocaron de persona, pues el detenido por Carabineros en Cerro Sombrero es el ganadero SGG, a quien al efectuársele una fiscalización, se le encontró el animal faenado y fue dejado en libertad por la fiscal Acuña, en espera de su formalización apenas lo disponga el Juez de Tierra del Fuego.

FuenteReporte FIM
Compartir