Parlamentarios presentan Proyecto de Acuerdo para la firma del Acuerdo de Escazú

Organizaciones ambientales destacaron las potencialidades del acuerdo para Chile

451

Este martes 9 diputados se sumaron al llamado de jóvenes, académicos y
organizaciones de la sociedad civil ingresando un proyecto de acuerdo solicitando al
Presidente de la República «ser responsable» y firmar el Primer Acuerdo Ambiental de
América Latina y el Caribe, más conocido como “Acuerdo de Escazú”, antes del 26 de
septiembre de este año.

La acción se concretó este martes 28 de julio, con las firmas de Félix González (PEV),
Jaime Naranjo (PS), Diego Ibañez (CS), Vlado Mirosevich (PL), Matías Walker (DC) y Víctor
Torres (DC) y las diputadas Catalina Perez (RD), Cristina Girardi (PPD) y Marcela Hernando
(PR).

En el proyecto, los parlamentarios señalan que “las y los jóvenes comprometidos con el
medio ambiente, organizados en la campaña de Escazú Ahora Chile, junto con múltiples
organizaciones de la sociedad civil, como Greenpeace, Chile Sustentable, Fundación
Terram, ONG FIMA, MODATIMA, Espacio Público, Amnistía Internacional y CODEFF,
entre otras, han instado al Gobierno a firmar el Acuerdo de Escazú y elevar los estándares
medioambientales de la República. Demanda de la que esta Cámara, en cuanto órgano
democrático representante de sus ciudadanos y ciudadanas, hace eco, y por lo que las y los
abajo firmantes vienen a proponer el siguiente proyecto de acuerdo”.

Al respecto, la diputada y presidenta de Revolución Democrática (RD), Catalina Pérez,
señaló que “las desigualdades del modelo económico se han expresado también en la
ausencia de justicia ambiental en un país con territorios relegados a constituirse como
zonas de sacrificio. Chile mantiene una deuda pendiente con sus habitantes, sus
ecosistemas y con los efectos del cambio climático, y desde esa perspectiva asegurar el
acceso a la información, participación y justicia ambiental es un mínimo indispensable que
está hoy en manos del Gobierno”.

En tanto, el diputado de Convergencia Social (CS), Diego Ibáñez, declaró que hoy tenemos
el desafío generacional de frenar el aumento de la temperatura global, lo que significa una
batalla por superar una economía que privatiza el bienestar y socializa la devastación. En
esa batalla hay comunidades y liderazgos territoriales cuya defensa es condición para
cualquier democracia social y ambiental. «Firmar el acuerdo de Escazú es una obligación
para cualquier gobierno que se toma en serio la emergencia climática de la que somos
responsables como humanidad. La participación pública y el acceso a la información son
claves para proteger el derecho a vivir sin contaminación y preservar los sistemas
ecológicos que nos permiten existir. De eso se trata la firma del Acuerdo de Escazú, de
dejar la hipocresía y materializar el discurso”, puntualizó el diputado.
Por su parte, el activista y Champion por CEPAL del Acuerdo de Escazú, Sebastián
Benfeld, emplazó al Presidente de la República. “Hoy el Presidente Sebastián Piñera tiene
una oportunidad única para recapacitar y hacer algo bien en materia de Derechos Humanos»

Los unicos paises que no han firmado o ratificado el acuerdo son: Honduras, Salvador, Venezuela, Cuba y Chile.

Las organizaciones sociales han señalado que el Gobierno debe dar señales correctas para vivir en concordancia con el medio ambiente, más en tiempos de pandemia. Lo mismo señaló Gabriela Simonetti, agregando, la importancia de la protección del territorio y de los dirigentes o líderes ambientales, ya que los riesgos de la vida que existen y no existen las medidas para dar seguridad y justicia ambiental, por lo que la participación ciudadana debe estar garantizada.

Compartir