Opinión: Procesos participativos

Víctor Velasquez Nieto

203

Procesos participativos
Claramente algunos han comprendido la importancia de la participación y de la relación de votaciones de cara a la elección de candidatos, el caso reciente es el de la coordinadora social de magallanes. El proceso de elección interna obtuvo una participación de 3044 votos, autogestionada y con dualidad de modalidad.
La interrogante es, ¿podría dudarse de los resultados a raíz de existir votación online? Personalmente no, cuando las acciones son hechas de buena fe y enmarcados en este tipo de procesos incorporar la dualidad de participación permite incrementar la misma. Claro, caso diferente sería pensar a priori su incorporación para procesos de elección nacional, pero sobre ello basto se ha escrito.
El caso de Porvenir demuestra lo anterior, donde el candidato obtuvo la totalidad de la votación por dicha vía, consulta de la que igual participé como votante. Mismo caso se dio en Puerto Natales, donde existieron votos online y presencial.
Lo realizado por la coordinadora social es un ejemplo que debería tomarse por los partidos políticos, desde la buena fe se logran cosas importantes. ¿Qué es lo importante? Hacer partícipe a la ciudadanía, la lógica de las 4 paredes o la cocina está quedando atrás. Incluso, sabiendo que no es el objetivo de la coordinadora, ellos mismos podrían ser observadores de procesos similares de otras organizaciones o de los mismos partidos políticos. Hoy, han dado catedra de participación, la pandemia no los detuvo y fue exitoso.
Hace no tanto fueron las primarias a Gobernadores Regionales, existió una participación de 6671 personas que concurrieron a las urnas (contando los votos en blanco y nulos), es decir, la coordinadora tuvo una participación equivalente al 45% en relación con esta elección que fue vía Servel. Evidentemente, existen notables diferencias ya que la primera mueve a militantes de partidos, independientes afines o independientes. Esto, nuevamente reafirma el éxito del movimiento social, ¿Qué esperamos para llevarlo a otros espacios? Las ideas buenas se copian, esta podría ser una, primarias para concejales o alcaldes que es lo que viene.
El supuesto de la participación permite abrirnos a estos espacios de votaciones, con observadores externos que permitan legitimarlos para los más reticentes. Un claro ejemplo de que cuando existe voluntad es posible, esperemos que el mensaje sea leído en su conjunto por los diversos actores que siguen en la lógica inversa, los acuerdos sobre los individualismos.
Víctor Velásquez Nieto

Compartir