En Museo Antropológico de Italia cuentan la historia de la familia sobreviviente Selknam

Uno de los niños Selknam sobreviviente Carmelo Chogue

156

 

MAI. Museo Antropológico Imaginario pretende activar una estrategia de colaboración intercultural para repensar el concepto de museo antropológico mediante el desarrollo de nuevas metodologías participativas con diversas exposiciones entre las que se encuentra la de Marcela Moraga.

Estas obras están pesentadas en Villa Romana (Florencia, Italia), bajo la curaduría de Valeria D’Ambrosio, MAI es un espacio multidisciplinar que interactúa con el arte, la arquitectura y la antropología, disciplinas siempre entendidas como intrínsecamente opuestas o esencialmente inextricables, en tanto son formas de representación que toman la experiencia humana como punto de partida.

En este contexto, Marcela Moraga presenta la video instalación El hombre de piedra y otros tesoros, resultado de una investigación que empieza en el Museo de Antropología de Florencia y de una serie de encuentros: con un Patagón gigante de madera, con una serie de cráneos de personas Yagan del siglo 19, con un libro, con una foto y una familia. Se trata del genocidio ocurrido en Tierra del Fuego, de los sobrevivientes y de las colecciones de restos humanos que se encuentran en diferentes Museos de Europa, Chile y Argentina.

La video instalación está compuesta por una proyección del libro Estudio de cráneos fueguinos del antropólogo Paolo Mantegazza. En la imagen, la artista hojea el libro, y entre sus páginas encuentra una postal de un “niño Ona”. Durante el transcurso de su investigación, Moraga se encuentra de casualidad con la familia de ese niño, quien se llamaba Carmelo Chogue y fuera un sobreviviente del genocidio Selknam.

Héctor y José Luis Vásquez Chogue, nietos de Carmelo, entregan a la artista una serie de fotos familiares, con las que Moraga construye una caja que despliega las imágenes desde la generación más joven hasta llegar a las antiguas fotografías del “niño Ona”.

Marcela Moraga, El hombre de piedra y otros tesoros, 2020, video instalación. Foto: Okno Studio y Marcela Moraga. Cortesía: Villa Romana

En un monitor se observa una secuencia de fotografías de la escultura “el David” de Miguel Ángel, junto a una escultura de madera de un gigante Patagón perteneciente a la colección del Museo de Antropología de Florencia. El Patagón fue construido bajo los cánones corporales característicos del Renacimiento, por lo cual se asemeja a la escultura de Miguel Ángel. Interesante es que ambas esculturas se encuentran en Florencia y ambas son catalogadas como gigantes.

El sonido de este video es una voz que relata la historia El hombre de piedra, recogida por Martín Gusinde. Gusinde cuenta que se trata de un relato Yagan que expresa el horror vivido por las comunidades de Tierra del Fuego cuando se inicia el genocidio en el lugar. Un hombre de piedra, “un forastero”, aparece en las costas del canal Beagle como un bebé, luego crece y se convierte en un gigante; primero corta los senos de las mujeres, luego las orejas de los hombres, quienes luchan para derrocarlo.

En otro monitor la artista presenta una serie de animaciones. Se trata de dibujos que imaginan la serie de cráneos y restos humanos de los pueblos fueguinos que fueron llevados a los Museos de Europa durante el Siglo 19 e inicios del Siglo 20. Cerca de la animación se escucha una pieza de audio: se trata de voces de hombres señalando los nombres de los Museos, la ciudad y país donde se encuentran dichas colecciones de restos humanos.

El montaje y los variados elementos de la video instalación El hombre de piedra y otros tesoros se inspiran en los antiguos gabinetes de curiosidades, los cuales dan origen al concepto de Museo que se desarrollará en Europa durante el siglo 19. Muchas piezas de la colección del Museo de Antropología de Florencia tienen su origen en los gabinetes de curiosidades pertenecientes a la familia Medici en la misma ciudad, piezas que corresponden a objetos, restos humanos y animales traídos desde los países colonizados.

Marcela Moraga, detalle fotografías Carmelo Chogue y su familia, parte de la video instalación «El hombre de piedra y otros tesoros», 2020. Foto: Okno Studio y Marcela Moraga. Cortesía: Villa Romana

MAI transforma el concepto de museo como ‘espacio de representación’ a uno de ‘proceso social’ para recordarnos que es, ante todo, un lugar productivo que no solo preserva y describe la realidad existente, sino que también genera nuevos entornos en los que pensar, actuar e interactuar.

Compartir