Opinión: Gobernanza femenina al Estado

Eva Bahamonde Trabjadora Social

203

Estamos a 2 meses de las próximas elecciones en nuestro país, y en esta ocasión elegiremos alcaldes y concejales. Sin embargo, las elecciones que llaman más la atención, serán las de Gobernadores Regionales y Convencionales Constituyentes, siendo la primera vez en la historia de nuestra república en que podremos votar para elegir a estos representantes.

Es por ello que el rol de las mujeres será fundamental para ser parte de estas nuevas maneras de construir el Estado y cómo avanzamos en los procesos democráticos desde los inicios de estas nuevas formas de gobernar.

Sin ir más lejos, en nuestra región y comuna, llevamos una importante cantidad de mujeres tanto a la elección del proceso constituyente, alcaldías, concejalías y también existe esta opción con la candidata a gobernadora regional.

El liderazgo y la participación política de las mujeres se han tomado las papeletas, esta realidad nos permite observar la gran capacidad de liderazgo que tienen quienes se han atrevido a asumir un desafío electoral y el ser  agentes de cambio, haciendo uso del derecho a participar por igual en la gobernanza democrática.

Las mujeres nos enfrentamos a diversos obstáculos a la hora de participar en la vida política. Por un lado, existen las barreras estructurales creadas y enraizadas en el ámbito sociocultural que siguen limitando las opciones que tienen las mujeres para presentarse a elecciones de votación popular. Las brechas referentes a los contactos, influencias y recursos necesarios para convertirse en líderes, tanto al interior de los partidos o en la independencia política.

Como señala la “Resolución sobre la participación de la mujer en política” -aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas hace 10 años atrás el 2011-; “las mujeres siguen estando marginadas en gran medida de la esfera política en todo el mundo, a menudo como resultado de leyes, prácticas, actitudes y estereotipos de género discriminatorios, bajos niveles de educación, falta de acceso a servicios de atención sanitaria, y debido a que la pobreza las afecta de manera desproporcionada”.

Es cierto que gracias a la ley de cuotas algunas mujeres han conseguido superar estos obstáculos, a menudo interviniendo efectivamente en la sociedad, liderando cambios estructurales para avanzar en el desarrollo de las políticas públicas. No obstante, en los procesos generales, debemos continuar trabajando y sin ‘bajar la guardia’ para lograr la igualdad de oportunidades para todas y todos.

No es casualidad que durante la crisis sanitaria del COVID-19 sean las mujeres las más afectadas en relación a la pérdida de sus espacios laborales, el cuidado de niños, niñas adolescentes, personas mayores y en situación de discapacidad.

Aumentaron los índices de violencia, sin embargo, la institucionalidad pública no ha estado a la altura de las necesidades de las mujeres y nuevamente es entre nosotras que nos seguimos colaborando apoyando y protegiendo; la vecina, la amiga, la comadre, son ellas quienes pasan el dato, cuando falta alimento, calefacción o dinero para pagar el arriendo. Necesidades básicas y la ayuda paliativa se hace imprescindible, ya que nuevamente estamos haciéndonos cargo de la realidad que el Estado no ha querido asumir.

El bienestar social y el desarrollo humano, van más allá de un bono concursable al que hay que postular todos los meses.

La igualdad de oportunidades solo la podremos conseguir si equiparamos este sistema y el desafío es hacerlo ahora. Ya llegó el momento. Al escribir la nueva Constitución, al poder planificar el desarrollo regional y local de nuestros territorios, plasmando en ello el avance en políticas públicas que sean desarrolladas con la ciudadanía, incluso las iniciativas de ley podrían aplicar instrumentos de participación desde que se inicien, hasta que se implementen.

Me encanta que en esta papeleta, las compañeras que van sean potentes y me anima saber que iré a votar por las mejores y no por el mal menor.

Les invito a que revisen los nombres de las diferentes candidatas y conozcan sus propuestas y desafíos… esto se viene lindo y prometedor.

Compartir