Insultar a José Antonio Kast no sirve, hay que disputarle las ideas.

426

Ya pasado un par de días, es difícil poder entender que sucedió el domingo 21 de las elecciones. Un candidato que nunca pisó el país, salió tercero en las elecciones y un candidato de extrema derecha pasa a segunda a vuelta. Menciono a estos dos candidatos, porque seguramente hace 3 meses atrás, jamás hubiéramos pensado que podrían sacar semejante votación, precisamente por los resultados en el plebiscito, alcaldes, concejales y la elección a constituyentes, donde la izquierda arrasó. 

Ahora bien, lo que si nos queda claro; que Gabriel Boric y José Antonio Kast son quienes pasaron a segunda vuelta con diferencias porcentuales mínimas.

Estos dos proyectos de gobierno absolutamente antagónicos el uno del otro, Boric con el discurso de “cambios profundos” y Kast con el de “seguridad y orden” esto será una simple anécdota. Todo indica que los discursos, los programas e integrantes se modificarán para buscar el centro político, pero a no dejarse engañar por “lobos con piel de oveja”.

“José Antonio Kast es un peligro, es un fascista, misógino, Nazi” quizás esto lo ha oído y leído en diversos espacios, y francamente eso no sirve al común de las personas. Las personas necesitan que le solucionen el problema del narcotráfico, las pensiones, las consultas médicas en el CESFAM, etc. Y en eso Gabriel Boric y quienes pertenecemos a su comando no nos podemos perder, hay que disputarle una por una de sus ideas, que en la mayoría representa un notable regreso en derechos adquiridos a mujeres, comunidades LGTBIQ+ y todas las minorías que componen nuestra sociedad. Además de mencionar su mediocre aporte legislativo al país en 16 años que estuve en la cámara de diputados y muy baja asistencia.

Disputar la economía, proponer soluciones en materia de seguridad, ver la migración en el sector norte del país, que tiene agobiada a miles de familias. Hay que proponer soluciones en los espacios donde la derecha ha sembrado por años, que la izquierda no es capaz de abordar. Porque no basta en convencer a los ya convencidos, hay que ofrecerle a Chile, una alternativa amplia, democrática y responsable que sea capaz de gobernar los tiempos difíciles que se avecinan. En ese sentido -en mi opinión- es Gabriel Boric quien ha demostrado capacidad de liderazgo para crear acuerdos y ofrecer gobernabilidad a Chile. 

Bastián Tiznado – Estudiante Derecho UMAG

  

Compartir